lunes, 3 de junio de 2013

QUE TE QUIERO



Que te quiero por la noche y por el día,
que te quiero de ambarino y de azul claro,
que te quiero ya desnuda, ya vestida,
que te quiero cuando grito y cuando callo.

Que te quiero cuando al alba el sol despierta,
que te quiero en cada fase de la luna,
que te quiero en la distancia y a mi vera,
que te quiero con furor y con locura.

Que te quiero porque así me da la gana,
que te quiero de vainilla y chocolate,
que te quiero por simpática y por guapa,
que te quiero revestida de azahares.

Que te quiero, niña, que te quiero y punto.
Que te quiero, niña, que te quiero y basta.

Que te quiero entre trigales amarillos,
que te quiero perezosa y soñolienta,
que te quiero mientras este verso escribo,
que te quiero si retoza mi alma inquieta.

Que te quiero por el brillo que desprendes,
que te quiero cuando tus manos me rozan,
que te quiero de casualidad y adrede,
que te quiero cuando tus ojos me enfocan.

Que te quiero recostada sobre un muro,
que te quiero provocadora y traviesa,
que te quiero porque me vistes de embrujo,
que te quiero cuando tus labios me besan.

Que te quiero, niña, que te quiero y basta.
Que te quiero, niña, que te quiero y punto.

8 comentarios:

María dijo...

Despierta el alma, ¡precioso!

Cavaradossi dijo...

Gracias María. Me alegro que te gustase.

Un beso :-)

Cris dijo...

Hermosísimo poema, Mario...

Realmente, leer lo que escribís es un placer!

Que no dejes nunca la gloria de escribir.

Cavaradossi dijo...

Muchísimas gracias, Cris.

El placer es mío por tener a lectores tan gentiles como tú.

Anónimo dijo...

Muy hermoso Cavara, saludos

"Anónima"

Cavaradossi dijo...

Gracias "Anónima". Me satisface mucho saber que te pareció hermoso

Anónimo dijo...

La inmensidad del sentimiento se compacta en una frase TE QUIERO.
Gracias por regalarnos tus relatos y poesías. Un abrazo

Cavaradossi dijo...

Gracias a ti, "Anónimo", por pasarte por este rincón y dejar tu comentario.

Otro abrazo para ti, seas quien seas