domingo, 12 de agosto de 2012

LUNA


Luna, luna, que descubres ante mí tu cara oculta.
Luna cómplice de mis ancestrales miedos.
Luna, luna, que me viste huir entre penumbras,
púlsame el corazón mientras duermo.

Luna, luna, tan traviesa y tan velada.
Sutil luna que se cuela entre los sueños.
Expande, oh luna, hacia mí tu escarcha
y tócame, sí, tócame mientras duermo.

Luna curiosa, luna vigía, luna de guiños de plata.
Espejo albo que reflejaste de mis venas el deseo.
Luna, luna, que de lobo supiste revestir mi alma,
acércate y bésame mientras duermo

Luna, oh luna, encubridora de gozos.
Pícara dama del amor eterno,
acerca, luna, hacia mí tu rostro
y bésame, sí, bésame... mientras yo duermo

6 comentarios:

El Hada de los Cuentos dijo...

Magníficos versos a la luna. Esa luna grande y redonda que todo lo ve y por cualquier rendija se cuela. Es hermoso observarla en estas noches de verano dejando volar los pensamientos...No es extraño que haya sido fuente de inspiración para tantos poetas. Una vez más, Mario, me encantó leerte.

Un abrazo y que tengas una feliz semana

Cavaradossi dijo...

Sí que es hermoso, sí, contemplar la luna en las noches de verano, sobre todo cuando está en su fase llena.

Un beso para ti, Hadita

Sol dijo...

Mi querido amigo,amo la luna y sus guiños...

Versos bellos,dulces delicados,te admiro.

Un placer leerte.

Beso y abrazo desde la distancia

Cavaradossi dijo...

Muchas gracias, Sol, por tu afectuoso comentario.

Otro beso y abrazo para ti

María (Muriel) dijo...

Precioso, Mav. Y muy apropiado; este mes hemos tenido luna azul, ésa que revuelve marea sobre marea y nos hace perder el sentido.

Un abrazo, un placer siempre bucear por aqui.

Cavaradossi dijo...

Me alegra que te gustase, María. Ay, esa luna, luna, cómo nos enloquece, ¡y cómo gusta esa locura! Si es que en el fondo todos tenemos alma de licántropo.

Un besazo para ti