viernes, 6 de mayo de 2011

NOSTALGIA


Relojes sin curso, tiempo detenido, volutas de sueño
forman capiteles en medio del aire,
la evanescente huella de tiempos pasados
sobre el erial de un presente yermo.
Ansia insatisfecha, nostalgia infinita,
círculos recónditos que encierran deseos
bajo la oxidada llave que guarece a la utopía.

Vuelta la mirada hacia los recuerdos,
acotados instantes saltan a la vista,
no más que granos de arena en un gran desierto,
fugaces, eróticos vahos que suben despacio,
tan despacio como el humo sube de un incendio,
el incendio de esos ojos que me miran ausentes
mientras sobre el cristal de la luna escribo un “te quiero”.

12 comentarios:

kore dijo...

Que triste entrada...pero que bello es recordar esos momentos...por haberlos vivido o haberlos soñado...
No hay nada mas grande que un "te quiero"...tanto decirlo como recibirlo...siempre que sea puro y sincero...

Te felicito...se me erizó el bello al leerlo...

Muackssssss

Cavaradossi dijo...

Gracias Kore. Me encanta saber que las sensaciones que te transmitieron mis versos fueron incluso capaces de erizarte el vello.

Un besazo

CAROL LEDOUX dijo...

Qué bonito y que triste a la vez.. Es lo que tiene la nostalgia..

Pues eso, que me ha parecido muy bonito. Lo de que se ta mejor la prosa que la poesía habría que discutirlo, eh? :-)

Besis!

Cavaradossi dijo...

Pues sí, habrá que discutirlo, jeje.

Me alegro que te gustase, Karol

Besitos

Carmen Cita dijo...

Lo bueno si breve... maravilloso Vampiro.

Cavaradossi dijo...

Gracias por tu comentario, Carmen.

Un piacere

MagiK dijo...

Si supieras cuánto significa para mi la nostalgia, y qué tan amiga me he hecho ya de ella, sabrías el gran cariño que le tengo, es algo diario en mi caminar.

Leer este poema, y saber como la ves tú, es increíble, me ha encantado y sobre todo la última frase "mientras sobre el cristal de la luna escribo un te quiero"

Hermoso.

Cavaradossi dijo...

Gracias por tu comentario, Magik.

La nostalgia ocupa a veces demasiado espacio, por lo que es bueno ir desprependiéndose de ella (dentro de lo posible, claro) para que deje hueco a otras sensaciones menos abrasivas, sobre todo a la esperanza.

agachera dijo...

Has descrito exactamente algunos momentos de mi vida donde me dejo arrastrar por la nostalgia;simplemente precioso

Cavaradossi dijo...

Gracias Agachera. Me satisface saber que mis versos lograron conmoverte.

María (Muriel) dijo...

A veces me gusta enfriar un poquito ese vaho, para que no cope toda mi existencia, pues podría quemarme con él. Además, así, cuando lo dejo subir de nuevo, vuelve perfumado de olvidadas sensaciones.
Hasta lo que ahora he leído, el mejor de tus poemas. Te felicito, me ha hipnotizado por completo.

Cavaradossi dijo...

Precioso comentario el tuyo, María. ¡Ay, ese perfume de sensaciones que trae a veces la nostalgia! ¡Qué aroma!
Un besazo, María